martes, febrero 01, 2005

Una escueta bienvenida

Lo reconozco, es la primera vez que me enfrento a un Blog. No sé muy bien si seré capaz de administrarlo regularmente, de completarlo con coherencia o de convertirlo en una página interesante, pero al menos lo intentaré. Nando, uno de mis compañeros de trabajo, me ha sugerido en varias ocasiones que coloque en la red mis escasos conocimientos filológicos que a él tanto agradan. Con esa finalidad comienzo este cuaderno de bitácora, con la intención de poner al servicio de una comunidad más amplia la en ocasiones selectiva vertiente filológica, siguiendo, aunque sin pretensión de igualar, a los grandes de este mundo que tiempo ha se embarcaron ya en estas empresas (vid. www.jamillan.com). Confiemos en que este deseo llegue a buen puerto.
Vosotros, tripulantes-lectores virtuales -aunque bien reales- seréis los testigos de esta travesía. Os deseo a todos un buen viaje.

1 comentario:

nando dijo...

Escribir en un blog es proyectar nuestras casuales vidas en románticas historias, calmar nuestro yo poeta, renunciar a lo sencillo por la pena o la gloria, calmar nuestro yo exhibicionista, divulgar la realidad subjetiva, compartir lo sabido y aprendido, calmar nuestra vanidad, alzar la voz crítica, etc.

En definitiva, felicidades por tu primer batir de alas de mariposa en la caótica internet.